• Sala de prensa
  • Actualidad
  • IMPACTO DEL BREXIT EN LA ECONOMÍA ESPAÑOLA

ACTUALIDAD

IMPACTO DEL BREXIT EN LA ECONOMÍA ESPAÑOLA

07/02/2017

Es evidente que una ruptura brusca de Reino Unido con Europa puede traer importantes consecuencias en varios sectores clave de la economía española. Fundamentalmente estos son los aspectos significativos que pueden verse más afectados por el cambio en la relación entre Reino Unido y España tras el Brexit:

  • El primero es la inversión empresarial, ya que los grandes grupos españoles poseen filiales valoradas en 60.000 millones de euros en Reino Unido.
  • El segundo es la relación comercial. Si tras el Brexit aparecen tarifas o aranceles a esos intercambios, las ventas españolas en suelo británico podrían resentirse.
  • El tercero es el turismo. La devaluación de la libra, el frenazo económico en Reino Unido y la potencial necesidad futura de visados para viajar a la UE hace temer a algunos analistas por una menor llegada de turistas británicos a España.
  • El cuarto es la fuerte incertidumbre sobre los derechos que mantendrán unos 200.000 ciudadanos españoles que viven en Reino Unido cuando se implemente la salida de la UE.
  • Otro riesgo llega por la presencia de un millón de británicos que viven en España. El impacto del Brexit se está reflejando el mercado de viviendas español, ya que la cifra de compraventas por británicos inscritas en el registro de la propiedad bajó aproximadamente un 16% en términos interanuales en el tercer trimestre de 2016. Cabe destacar que los británicos acaparan un 20% de las casas que los extranjeros compran en el país.
  • No obstante, los inversores creen que en 2017 el impacto del Brexit se va a limitar al mercado inmobiliario británico y no va a afectar en gran medida a las inversiones en el resto de la UE. Es más, se prevé un aumento de la demanda de casas de alto standing en Barcelona y Madrid, situadas entre las ciudades más atractivas de Europa para la inversión inmobiliaria según el último informe de PwC, así como en otras ciudades europeas. Dicho incremento sería consecuencia de la pérdida de libertad de movimientos por la UE de los residentes no domiciliados en el Reino Unido. Millonarios de Asia, Europa del Este, Oriente Medio y África que adquirieron una mansión en Londres para mover libremente por el continente y beneficiarse de las ventajas fiscales de la legislación británica.
  • Por otro lado, España podría atraer empleados de importantes bancos y expertos en mercados para operar desde Madrid hacia el resto de la UE. También puja por acoger agencias regulatorias europeas que ahora se ubican en Londres, como la de banca y la del medicamento.
  • Finalmente, el Gobierno podría tratar de buscar un pacto para compartir con Reino Unido la cosoberanía de Gibraltar tras el Brexit. No se espera que se aparte de la línea oficial europea, que implica no conceder a Londres un acceso libre a sus mercados si restringe la inmigración.